CONTATTI: info@latinoamerica-online.info                                     home page

 
 

Latinoamerica in  Italia

Appuntamenti  

Ritrovi

Lingue e Cultura

Solidarietà 

Indirizzi utili

Latinoamerica-online, 

Viaggi

Sport Avventura

Relax

Cultura

Natura

Viaggi solidali

Con chi viaggiare

latinoamerica

Cultura Società

Haiti

Arte e Cultura

Cinema  Teatro

Letteratura

Musica

Natura ambiente

Afroamerica

Popoli Indigeni

Società

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chile - Patricia Troncoso, un símbolo de la lucha mapuche contra un gobierno al servicio de las empresas forestales

 

Ricardo Carrere      rcarrere@wrm.org.uy

 

1 de Febrero de 2008

Img_ www.mapuexpress.net

La joven dirigente mapuche Patricia Troncoso está realizando (ya finalizada el 30 de enero) una huelga de hambre desde el 10 de octubre de 2007. Patricia se encuentra en la cárcel, condenada a 10 años y un día de prisión, acusada de incendio terrorista al predio Poluco Pidenco. Dicho incendio ocurrió en diciembre de 2001 y sus presuntos autores fueron juzgados con “testigos sin rostros” (es decir, anónimos) aplicándoseles la Ley Antiterrorista creada durante la dictadura militar. Es decir, que se trató de un juicio sin la más mínima garantía del debido proceso, garantizado en el Pacto de Derechos Civiles y Políticos, ratificado por Chile.

El caso de Patricia no es único. En las cárceles de Angol, Victoria, Lebu, Concepción, Temuco y Traiguén, se encuentran más de 20 presos políticos mapuche, la mayoría juzgados bajo la legislación antiterrorista de tiempos de Pinochet.

A lo anterior se suma la atrocidad, ocurrida en fecha muy reciente (3 de enero de 2008) del asesinato de Matías Catrileo un joven mapuche de 22 años, baleado por la espalda por personal de Carabineros de Chile.

Nada de eso es casual. El Estado chileno se ha puesto al servicio de las empresas forestales y mientras la policía reprime, tortura y mata, el poder judicial criminaliza la lucha mapuche. Al respecto, el historiador Víctor Toledo Llancaqueo dice que “el caso mapuche es ilustrativo de la criminalización de la protesta social, como un proceso político, mediático y jurídico, que etiquetando a los actos de protesta como delitos, busca sacar a un conflicto social de la arena política, para llevarla al campo penal. El objetivo de los impulsores de la criminalización, es poner en marcha al poder punitivo del Estado, para neutralizar, disciplinar o aniquilar la protesta”.

Toledo Llancaqueo agrega que “los medios de comunicación y sectores de derecha, fueron actores clave del proceso de criminalización de la protesta mapuche. Ante la emergencia de la movilización indígena, promovieron activamente su deslegitimación, penalización y que se la enmarque como un asunto de seguridad. Por su parte las empresas forestales, resintieron el conflicto con las comunidades mapuche en su imagen corporativa. Sindicadas por daños ecológicos y represión a indígenas por medio de guardias privados, quedaron expuestas a perder algunos mercados. Frente a este cuadro, los grandes grupos forestales presionan al gobierno y a la opinión pública, para que los conflictos sean resueltos penalmente. Se magnificaron los efectos económicos de la protesta mapuche, y la figura del incendio” (ver documento completo en: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/osal/osal22/CDH22Toledo.pdf)

La situación de represión y criminalización del pueblo mapuche, que lucha por la recuperación de sus territorios ancestrales hoy ocupados por empresas forestales, se agrava día a día, mientras el Estado y los medios de comunicación masiva intentan invisibilizarlo. Sin embargo, también crece la solidaridad por parte de un conjunto creciente de chilen@s, que se han movilizado en la defensa de los derechos de este pueblo. En una declaración reciente, afirman que “que tanto el crimen de Matías -cuyo autor material esperamos sea sancionado ejemplarmente por la Justicia- como el trato injusto dado a los presos mapuche, son fruto de una política de represión sistemática del Estado chileno en contra de las comunidades mapuche y al servicio de los intereses de empresas forestales, eléctricas y latifundistas, que no se condice con las posturas de nuestro país en los organismos y foros internacionales” y demandan “al Gobierno terminar con esta situación de injusticia institucionalizada, asumiendo una política activa de respeto y defensa de los derechos humanos y ancestrales del pueblo mapuche.” (ver declaración completa en http://www.wrm.org.uy/paises/Chile/Declaracion_2008.html )

Desde su encierro y a más de 3 meses de iniciada la huelga de hambre, Patricia Troncoso le dice al pueblo chileno y al mundo: “...que la violencia ilegítima del dinero, del poder, que esta encarcelación, que la persecución, que la criminalización de nuestra causa, que la brutalidad policíaca no es la forma de resolver el problema histórico y político con nuestro pueblo. Porque mientras ustedes, señores políticos pasan, siguen germinando y creciendo para las futuras generaciones los Mapuche. Y los Mapuche seguirán resistiendo a su arrogancia y a su dominación. Nosotros seguiremos luchando, seguiremos resistiendo y sabemos que si uno cae, diez se levantarán”. (se puede ver a su mensaje en este video: http://www.wrm.org.uy/Videos_Esp/Patricia_Troncoso.html )

Patricia se ha convertido hoy en el símbolo de la lucha de un pueblo que una y otra vez ha demostrado que las palabras de Patricia son ciertas: por cada uno que cayó, diez se levantaron. ¡Y hasta tanto no se haga justicia, se seguirán levantando.

 

 

Febrero de 2008

 

_________________________________________________

 

Direttore responsabile Mariella Moresco © Tutti i diritti riservati  ISSN 1824-1360 

Reg.Trib.Milano 768 1/12/2000 e 258 13/04/2004