mostra fotografica   arte e cultura   letteratura   musica   cinema e teatro   feste e tradizioni   natura e ambiente   viaggi

popoli indigeni   afroamerica   società   appuntamenti   leggere/ascoltare   studi e ricerche

www.caribenet.info

el portal del Caribe

 

Letteratura

 

 

 

Jorge Enrique Adoum

 

   

José Luis Díaz-Granados

 

 


El 16 de octubre de 1952, en Temuco, su ciudad adoptiva, Pablo Neruda declaró a una periodista sudamericana: 'Los ecuatorianos tienen el mejor poeta de América'. En ese entonces, Jorge Enrique Adoum contaba sólo 25 años y terminaba estudios de Filosofía y Derecho en la Universidad de Santiago de Chile. 
Había nacido en Ambato, Ecuador, en  1926, y desde muy temprana edad sintió atracción por la literatura. Después de haber terminado en Quito la enseñanza primaria con profesor particular, Adoum ingresó al Colegio San Gabriel, regentado por los padres jesuitas.

Durante la adolescencia, las lecturas desordenadas y apasionadas de revistas como 'Billiken' y 'El Peneca' junto con novelas de Alejandro Dumas, Julio Verne y Dostoyewski, fueron acercándolo cada vez más a la creación literaria, y al terminar el bachillerato en el Instituto Nacional Mejía, su profesor de literatura Humberto Salvador, lo llevó de la mano por los territorios narrativos de Joyce, Proust y Kafka y sobre todo por el universo vedado del marxismo y el psicoanálisis freudiano.

Antes de cumplir los 20 años se vio obligado a exiliarse en Chile por participar en actividades políticas contra el gobierno dictatorial de Carlos Arroyo del Río. En Santiago se relacionó pronto con la 'crema de la intelectualidad' chilena y trabó amistad con Pablo Neruda -entonces senador de la república-, quien de inmediato lo nombró su secretario particular.'

Desde su libro inicial, Ecuador amargo, publicado en 1948, Adoum se mostró como un incansable buceador en el mar de las palabras, siempre a la búsqueda de la más bella expresión verbal, de la revelación y del asombro, que al fin de cuentas y entre otras cosas, es la poesía.

Sin embargo, ya en privado, Adoum había recibido de Neruda una afectuosa recriminación: 'Debes liberarte de un nerudismo que no te hace falta', cosa que desde luego ya lo sabía de sobra el poeta ecuatoriano.

A partir de 1952 comenzó a publicar su epopeya central, Los cuadernos de la tierra, el cual se compone de cuatro partes: Orígenes, El enemigo y la mañana, Dios trajo la sombra (Premio Casa de las Américas en 1960) y Eldorado y las ocupaciones nocturnas.

En ellos, Adoum logra realizar una monumental conjunción de sueños, relámpagos y alfarerías, prolongando así la azarosa búsqueda de nuestra piel terrestre que todo cantor épico lleva en su geografía particular e invisible.

Otros libros suyos de poesía son: Yo me fui con tu nombre por la tierra e Informe personal sobre la situación, entre otros. Además, escribió dos obras teatrales: El sol bajo las patas de los caballos y La subida a los infiernos y una novela, Entre Marx y una mujer desnuda, que el autor llama 'texto con personajes' y que obtuvo el Premio 'Xavier Villaurrutia', en México en 1976.

En el año 2002, la Editorial Arte y Literatura de La Habana, lanzó la primera edición de su libro De cerca y de memoria (lecturas, autores, lugares), en donde relata en el lenguaje ameno y envolvente que lo caracteriza, su aventura vital a lo largo de más de siete décadas.'

Allí, con su impecable pluma de espada encendida, Adoum se ve vivir junto a acontecimientos felices o tormentosos de un buen tramo del siglo XX y nos regala a cada página anécdotas insospechadas de figuras relevantes de ese tiempo, en su mayoría amigos íntimos suyos, como Neruda, Alejo Carpentier, Julio Cortázar, Oswaldo Guayasamín, Miguel Angel Asturias, Roberto Fernández Retamar, Augusto Roa Bastos, Joaquín Gutiérrez y Mario Benedetti, lo mismo que instantáneas lacerantes de personajes despreciables o desprovistos de bondad o de ética.

En estas memorias pululan los encuentros y los desencuentros con decenas de personajes del mundo literario y artístico, tanto del Ecuador como de los cinco continentes. Y no faltan las aventuras personales, las travesías por el mundo, los ríos de alcohol literario, los relatos picarescos, los sarcasmos entreverados, las diatribas y las necrologías.'

Por sus páginas desfila la vida con todos sus colores y humores: vibra allí todo el volcán de una época procelosa, entre la pesadilla de las tiranías y la primavera de los pueblos, entre escritores renegados y resentidos y poetas que cantan por sobre los cristales quebrados la alegría de vivir.

El amor, la devoción y la solidaridad incondicionales por la Revolución Cubana están instalados en sus casi 600 páginas, al igual que las alusiones afectuosas a sus amigos entrañables, entre los cuales se destacan de modo muy especial, los cubanos.

El apasionante recorrido termina con comentarios irónicos sobre los festivales de poesía que suelen imponerse en los últimos tiempos con participantes que poco o nada tienen que ver con el noble oficio de la palabra, y que asisten como a 'una competición por un trofeo de popularidad' y enseguida va soltando ejemplos sacados de diversos eventos de ese tipo a los que le ha tocado asistir.

Adoum representa sin ninguna duda una de las voces líricas más notables y originales de la América Latina en la segunda mitad del siglo que se fue. Y a través de esa gran aventura creadora, en prosa y en verso, su vida la ha dedicado por entero a las causas más limpias y nobles de la humanidad junto a su pueblo y a favor de los desheredados de la Tierra. 

www.argenpress.info

 

Junio de 2005

 

 

  Latinoamerica-online 

Ass. Cult. Imago Mundi - Direttore  responsabile Mariella Moresco Fornasier

  Registrazione presso il Tribunale di Milano n. 768 del 1/12/2000  e n. 258 del 13/04/2004 

ISSN 1824-1360 © Tutti i diritti riservati