mostra fotografica   arte e cultura   letteratura   musica   cinema e teatro   feste e tradizioni   natura e ambiente   viaggi

popoli indigeni   afroamerica   società   appuntamenti   leggere/ascoltare   studi e ricerche

www.caribenet.info

el portal del Caribe

Natura e ambiente

 

 

 

 

Marzo - Día internacional del agua   

 

 

Anahí Fernández - Secretaria General de la CONADU, Federación Nacional de docentes Universitarios Argentina. 

 

 

El agua potable será un recurso cada vez más escaso en  los próximos años y, a diferencia del petróleo, no  cuenta con sustitutos. Por lo tanto, quien lo controle,  controlará la economía mundial en un futuro no muy  lejano.

La cantidad de agua disponible se reduce por el aumento  de la demanda y por la contaminación de las fuentes.  Toda la cadena productiva implica gasto de agua, ya sea  a nivel industrial o agrícola. Durante el último siglo  la población mundial se ha triplicado mientras que el  consumo de agua se ha sextuplicado. Mayor población,  supone también mayor demanda de energía, como también de  hidroelectricidad. De la misma gravedad resulta el  impacto del cambio climático que explica aproximadamente  un 20 % del aumento global de la escasez de agua.

En este escenario resulta un recurso estratégico  fundamental para los siglos venideros y las reservas  naturales adquieren la mayor relevancia.

Según cálculos de Naciones Unidas, cerca de 1000  millones de personas no tienen acceso a agua potable  segura; 2,5 mil millones carecen de sistemas sanitarios  adecuados, y más de 5 millones de personas fallecen  anualmente a causa de enfermedades relacionadas con el  agua; diez veces más de quienes mueren en conflictos  armados cada año.

Si la lógica del capitalismo neoliberal y el  imperialismo siguen reinando, en unos años morirán miles  no sólo por falta de agua, sino también por las guerras  y conflictos que se generarán entre países y bloques de  países por el dominio de los recursos acuíferos.

Este primer escenario es planteado por el eminente  economista y politólogo Samir Amin quien sostiene que la  estrategia de expansión hegemónica de los Estados Unidos  ahora se concentra en el petróleo, pero mañana el  objetivo será el agua. En el mismo sentido, Ismael  Serageldin, ex directivo de la Sociedad Mundial del Agua  - una alianza de corporaciones internacionales dedicadas  a ese negocio - quien además fue vicepresidente del  Banco Mundial, sostiene que las guerras del siglo XXI  serán por el agua

El segundo escenario ya está en marcha: es la  privatización del agua. En los últimos 10 años las  grandes corporaciones, llamados también los 'barones del  agua', han pasado a controlarla en gran parte del mundo  y se calcula que en 15 años, unas pocas empresas  privadas tendrán el control monopólico de casi el 75% de  ese recurso vital para todos.

La escasez de agua dulce es el principio rector de ese  gran negocio: represas, canales de irrigación,  tecnologías de purificación y de desalinización,  sistemas de alcantarillado y tratamientos de aguas  residuales y ciertamente, según los datos del Instituto  Polaris de Canadá, el embotellamiento del agua, un  negocio que supera en ganancias a la industria  farmacéutica.

De la privatización del agua en los 90, el de Argentina  fue un caso modelo. Obras Sanitarias de la Nación era  una empresa de 554 millones de dólares de ingreso anual  que funcionaba bien (el año anterior a ser privatizada  había tenido superávit). Sin embargo por presión del  Banco Mundial se dio en concesión por 30 años gratis

Si el ALCA, el Plan Puebla Panamá, el Plan Colombia y  los Tratados de Libre Comercio se consolidaran  definitivamente, ello propiciaría la privatización y  extranjerización de los más valiosos recursos de América  Latina y el Caribe, entre ellos el agua.

La estrategia de Estados Unidos está claramente  expresada en el DOCUMENTO SANTA FE IV 'Latinoamérica  Hoy' que resulta una reactualización de la Doctrina  Monroe: '…los recursos naturales del hemisferio están  disponibles para responder a nuestras prioridades  nacionales'

La mayor parte de los proyectos hídricos están en manos  de multinacionales con el apoyo e intervención como  accionista, en la mayoría de los casos, del Banco  Mundial, por lo que marchan con independencia de los  intereses de la población y sin preocuparse del  equilibrio ambiental, participando de la concepción  neoliberal de considerar el agua potable como una  mercancía y no como un bien social.

 

El acuífero guaraní. Investigación y Universidades  nacionales

 

Sólo el 3% del agua potable terrestre se encuentra en la  superficie del planeta. El resto se encuentra debajo de  ella y se ha almacenado allí por más de 10.000 años

Nuestro continente, con el 12% de la población mundial,  encierra el 47% de las reservas de agua potable de  superficie y subterránea del mundo y en nuestra región  se encuentra una de las más grandes del mundo.

El Acuífero Guaraní está situado entre los paralelos 16º  y 32º de latitud Sur y los meridianos 47º y 56º de  longitud Oeste y se extiende por las cuencas de los ríos  Paraná, Paraguay y Uruguay. Se estima su volumen en unos  55.000 kilómetros cúbicos. La recarga se estima entre  160 y 250 kilómetros cúbicos por año por lo que con una  explotación racional de 80 kilómetros cúbicos por año,  podría abastecerse a unos 720.000.000 de personas con  una dotación de 300 litros por habitante diariamente

Este recurso que prodiga la naturaleza de nuestro  continente explica el creciente interés del poder  imperial por establecer formas de control en la región  que pasan por la intromisión de instituciones como el  Banco Mundial, y las transnacionales que implantan sus  raíces inversoras en la zona, hasta llegar a intentos no  menos importantes, y algunos exitosos, por asegurar una  presencia militar norteamericana capaz de servir de  garante de los intereses de Estados Unidos en este  suministro acuífero

La investigación sobre la enorme reserva de agua del  MERCOSUR había estado, hasta 1997, a cargo de las  Universidades de Litoral y de Buenos Aires, de la  Universidad de la República de Uruguay y de varias  universidades públicas brasileras.

El 22 de abril de 1997 se suscribió el Acta de Paysandú  que estableció que los gobiernos de los cuatro países  debían crear mecanismos de coordinación para la  investigación, utilización y preservación del Acuífero  en el marco de una gestión sustentable y equitativa. El  costo final de la investigación fue estimado en  26.760.000 dólares, pero los gobiernos de la región  decidieron entregar el proyecto y los estudios pasaron a  ser financiados por el Banco Mundial que cooptó así el  resultado de los mismos

En julio del 2002 el BM aprobó y otorgó a Argentina un  'préstamo' de 13.400.000 dólares para las  investigaciones a realizarse en nuestro país, actuando  como organismo responsable la Dirección Nacional de  Recursos Hídricos, como coordinador del Proyecto la  Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y como  gerente del Proyecto Karin Kemper, funcionario alemán  del Banco Mundial.

El 22 de mayo de 2003 se reunieron en Montevideo el  Banco Mundial y representantes de los países que  integran el MERCOSUR. Allí se firmó el proyecto de  'Protección ambiental y desarrollo sustentable del  Sistema Acuífero Guaraní'. El costo del proyecto es de  27.240.000 dólares. Luego de una etapa preparatoria,  iniciada en 1994, el Banco Mundial, el 'Fondo Mundial  Para el Medio Ambiente' (GEF) y la OEA, acordaron  cofinanciar y gerenciar proyectos, con la colaboración  de los gobiernos de Holanda (Bank Neherlands Water  Parnership Program - BNWPP) y Alemania (German  Geological Survey - BGR), La Agencia Internacional de  Energía Atómica.

El modus operandi del BM en ese tipo de proyecto se  dirige en primer lugar a recabar información estratégica  para configurar el 'manejo de las cuencas' y en segundo,  a lograr la transferencia de los servicios hídricos  hacia el sector privado. En muchos contratos, ya sea  venta de sistemas de distribución y tratamiento,  concesión o administración del servicio, el BM se  reserva el rol de árbitro en caso de conflicto entre los  inversionistas y los Estados Nacionales.

El BM también creó un Fondo de Ciudadanía de 240.000  dólares para apoyar la promoción de cursos, eventos de  capacitación y divulgación relacionados con aguas  subterráneas y en especial con el Acuífero Guaraní. Se  ha llamado a licitación para otorgar este Fondo a  organizaciones vinculadas al uso del agua, ya sean de  usuarios, privadas o nacionales, que puedan aportar al  Proyecto tal como lo visualiza el BM. Se presentaron 82  Proyectos, muchos de ellos elaborados por Universidades  de nuestro país y centros ligados a ellas. Además  instrumentó un Fondo de Universidades de 370.000 dólares  destinado a financiar durante dos años proyectos  universitarios de investigación sobre el Guaraní. Fueron  aprobados ocho proyectos que serán supervisados  directamente por el BM.

Los contratos estipulan que los investigadores responden  directamente al BM y deben acatar sus directivas y  además, que todos los trabajos elaborados serán de  autoría y propiedad intelectual compartida entre el BM,  la OEA y los adjudicatarios de los proyectos.

Las universidades elegidas son: Universidad de San  Pablo, Federal de Santa María, de Brasilia, de Mato  Grosso, de Minas Gerais, Del Valle Del Río Dos Sinos,  Federal de Paraná (Brasil); Universidad Nacional del  Litoral, Tecnológica Nacional de Entre Ríos, del Centro  de la Provincia de Buenos Aires (Azul), de Buenos Aires  y Católica de Santa Fe (Argentina); Universidad de la  República y Facultad de Ingeniería de la UDELAR  (Uruguay), Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de  San Lorenzo (Paraguay) y Universidad Nacional Autónoma  de México. Además intervendrán en los mismos: el Centro  de Desenvolvimiento de Tecnología Nuclear de Belo  Horizonte (Brasil), la Dirección Nacional de Medio  Ambiente (Uruguay), y el Instituto Nacional del Agua y  su filial Centro Regional Litoral (Argentina).

Se prevé además la creación de un sistema centralizado  de datos. A tal fin se ha dividido al Acuífero en dos  zonas para su estudio: norte y sur. Se crean los centros  de datos nacionales, provinciales o estaduales y  locales. En esos centros, llamados también nodos, deberá  volcarse toda la información obtenida sobre las  caracterizaciones físicas, económicas y sociales de los  países involucrados en el Proyecto, los resultados de  las nuevas investigaciones sobre el Guaraní y toda  información conexa con el yacimiento, que sólo será  procesada y administrada por el Banco Mundial.

La Secretaría del Proyecto tiene su sede en Montevideo,  Uruguay, y en marzo y setiembre de cada año debe  informar sobre los avances del mismo al BM. Este y el  Fondo para la Protección Ambiental Global (GEF)  determinan los lineamientos que la Secretaría seguirá en  su accionar, la cual, debe revisar lo actuado con ellos  y la UDSMA/OEA

De este modo, la información estratégica sobre la más  importante reserva subterránea de agua dulce de la  región, considerada por algunos la más grande del mundo,  será manejada por quienes financian el proyecto.

Debe agregarse que la Organización Internacional de  Energía Atómica a pedido del Banco Mundial, ha realizado  estudios isotópicos de las aguas del Acuífero. Ellos han  determinado que el mismo es rico en distintos elementos  químicos como el deuterio, utilizado en la astronáutica  y cohetes militares como combustible formando parte de  la mezcla de gases propulsores, de tritio, usado en los  ensayos termonucleares a partir de 1952 y que a través  de las lluvias penetra en la tierra y en los acuíferos,  uranio, torio, silicio, que se encuentra también en la  tierra y cuyas propiedades similares a la del titanio lo  hacen apto para la industria espacial y aeronáutica. Se  comprometieron fondos por 300.000 dólares para el año  2004, para el transporte y análisis en laboratorio de  los isótopos de muestras de agua del Guaraní. Coca-Cola  y Nestlé ya tienen plantas separadoras de estos  elementos en la región.

Desde CONADU entendemos imprescindible y urgente tratar  estos temas en las universidades nacionales dada la  ausencia de discusión en torno a la construcción de una  política de desarrollo científico-tecnológico de cara a  los intereses y necesidades nacionales y una  planificación estratégica que contenga políticas de  investigación que tributen a una política nacional  autónoma de producción de conocimiento, ciencia y  tecnología.

En el Día Internacional del Agua, cuando los ecos de la  epopeya de la guerra del agua en Bolivia todavía  resuenan y tras el plebiscito uruguayo que impidió la  privatización del precioso recurso en el hermano país,  renovamos nuestro compromiso en defensa de nuestros  recursos estratégicos como condición indispensable para  mantener nuestra soberanía.

 

www.argenpress.info   

 

 

Latinoamerica-online 

Ass. Cult. Imago Mundi - Direttore  responsabile Mariella Moresco Fornasier

  Registrazione presso il Tribunale di Milano n. 768 del 1/12/2000  e n. 258 del 13/04/2004 

ISSN 1824-1360 © Tutti i diritti riservati