mostra fotografica   arte e cultura   letteratura   musica   cinema e teatro   feste e tradizioni   natura e ambiente   viaggi

popoli indigeni   afroamerica   società   appuntamenti   leggere/ascoltare   studi e ricerche

www.caribenet.info

el portal del Caribe

Natura e ambiente

 

 

 

 

Acuífero Guaraní - El agua potable también es negocio

 

Agencia Periodística del Mercosur      www.prensamercosur.com.ar

 

Brasil y Argentina proyectan la exportación de millones de litros de agua potable del Acuífero Guaraní, la reserva estratégica del vital líquido más importante del planeta y centro de atención de las grandes corporaciones multinacionales y del actual diseño político-militar de Estados Unidos para América del Sur.

Según informó el periódico argentino MISIONES ON LINE, la primera operación está próxima a concretarse y consistirá en el envío de 300 mil litros en los próximos seis meses, a Medio Oriente.

Una delegación de funcionarios de la ciudad brasileña de Santana do Livramento - estado de Río Grande do Sul, en la frontera con Uruguay- participó en la Cumbre de Países de América del Sur y Medio Oriente recientemente realizada en Brasilia, para avanzar en la negociación y venta de agua embotellada proveniente del Acuífero Guaraní hacia esa región del mundo.


Límites del Acuífero Guaraní

A comienzos del pasado mes de abril se conoció la intención de la prefectura (intendencia) de Santana do Livramento de extraer grandes volúmenes de agua subterránea para embotellar y exportar, aprovechando el emplazamiento estratégico de pozos que abastecen a esta ciudad en una de las zonas de recarga del Acuífero, considerado como uno de los mayores reservorios de agua dulce subterránea del planeta.

La ciudad de Santana do Livramento, de aproximadamente 95 mil habitantes, se abastece del vital elemento a través de 38 pozos de más de 120 metros de profundidad, que captan 30 millones diarios de litros de agua. De ese volumen impresionante extraído directamente del Acuífero Guaraní, los habitantes de la ciudad solamente consumen sólo un 40 por ciento.

El excedente (18 millones diarios de agua dulce) es el que se pretende comercializar hacia países de Medio Oriente y Africa. A los efectos de hacer viable la comercialización del agua del Acuífero, se instalará una embotelladora en esta ciudad que se financiaría con una coparticipación de capitales privados y de la intendencia.

Cabe recordar que una botellita de medio litro de agua en Irán cuesta aproximadamente 6 dólares y solamente 0,5 dólares en las ciudades de Brasil. La delegación que participó en la Cumbre planea exportar un primer cargamento de 300 mil litros en botellas de 240 mililitros, en un período no mayor a los próximos seis meses, detalló el periódico misionero.

Los integrantes de la representación gubernamental de Jordania hicieron saber su interés en tan particular 'producto'.

La idea de financiar los déficits financieros de la intendencia con la exportación de agua podría extenderse hasta un límite de magnitud tal que un volumen estimado en 18 millones de litros diarios de agua potabilizada -trasladado en camiones cisternas hasta el puerto de Río Grande, sobre el Océano Atlántico- llegaría a los países compradores en menos de dos semanas.

A principios de este mes, el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, suscribió con el Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (Emiratos Arabes, Arabia Saudita, Kuwait, Omán, Yemen, Qatar y Bahrein) un Tratado de Cooperación por el cual será posible establecer acuerdos de asociación e inversiones en sectores estratégicos. De más está decir que la comercialización del agua en este marco encaja perfectamente.

Por otra parte, los requerimientos que debe cumplir la Intendencia de Santana do Livramento para comercializar el agua subterránea pasan por obtener las licencias de la Cámara de Representantes municipales (denominados 'Vereadores' en Brasil) y del gobierno del Estado de Río Grande do Sul.

Precisamente en ese estado de Brasil se aprobó recientemente la posibilidad de entregar en concesión los servicios de administración de agua potable y saneamiento a empresas y agentes privados. Esta disposición administrativa comprende todo lo relacionado con la captación, tratado y distribución de agua potable.

Esta decisión se enmarca en el Plan de Asociaciones Público - Privadas que el Gobierno estadual aprobó el pasado 21 de diciembre en semejanza a lo realizado a nivel nacional por el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, una semana después.

Ambos marcos disponen reglas para los llamados a licitación y contratos de asociación entre el sector público y empresas privadas en sectores en los que era exclusiva la prestación por parte del Estado.

Del lado argentino se contemplan emprendimientos similares. La provincia de Misiones también pretende vender agua del Acuífero Guaraní.

El periodista Rafael Cortés, escribió que 'el rápido avance y las buenas perspectivas comerciales del proyecto de la ciudad brasileña de Santana do Livramento despertó el interés de numerosos emprendedores misioneros que buscan la manera de aprovechar la gigantesca reserva de agua dulce que descansa bajo nuestro suelo'.

Dentro de la provincia argentina, la localidad que hizo punta en la explotación del agua proveniente del Guaraní es Oberá. En dicha localidad se encuentran avanzadas las obras de una perforación que pretende llegar hasta la reserva subterránea, para montar un complejo de aguas termales. En ese sentido, Héctor Alvea presidente de la Cooperativa Eléctrica de Oberá, pronosticó que en menos de treinta días estarían extrayendo agua del Acuífero.

La idea original de los obereños era limitarse a la explotación del recurso a través del complejo de aguas termales, pero luego de la experiencia brasileña Alvea no descarta dedicarse también a la venta de parte del agua que se extraiga.

Misiones está relativamente lejos de las zonas en las que el agua ingresa al Guaraní, por lo tanto hay que perforar más para cruzarse con el Acuífero -unos 1.300 metros- a diferencia del norte de Uruguay y sur de Brasil donde se lo puede encontrar a menos de 150 meros de profundidad.

Si bien a esta altura existen ya pocas dudas de que las potencialidades de la explotación económica del Acuífero Guaraní son enormes, todavía existen 'puntos oscuros' que generan una fuerte incertidumbre.

Uno de esos puntos oscuros pasa por la legislación -o mejor dicho por la falta de legislación- ya que cada país tiene absoluta soberanía en la explotación de los recursos naturales en su territorio, pero hasta ahora no existen convenios firmados entre los países del MERCOSUR que regulen la explotación de recursos compartidos. Vale recordar que el Acuífero Guaraní se extiende bajo la superficie de parte de Brasil, Uruguay, Paraguay y Uruguay.

Entonces -en teoría- sería posible que alguno de los países que tienen acceso al Guaraní 'se chupe' toda el agua dejando sin el líquido a sus vecinos. Si bien esta hipótesis aparece por ahora lejana dado el gran tamaño de la reserva subterránea de agua, Alvea aseguró que es urgente avanzar en acuerdos para regular el uso de este recurso.

Otra de las preocupaciones pasa por el cuidado de la calidad del agua, para lo que resulta fundamental evitar cualquier tipo de contaminación, que de producirse en un solo punto se extendería a todo el sistema ya que no existen compartimentos estancos.

El periódico concluyó que 'la extracción del agua debe hacerse de forma sostenible para asegurar su preservación: es decir que la cantidad y calidad del recurso debe mantenerse para las generaciones actuales y futuras. En tal sentido, el volumen de agua que se puede extraer es menor a la recarga y debe considerar el mantenimiento de sistemas que dependan del agua subterránea, por ejemplo, ríos y humedales'.

El carácter estratégico global del agua potable y del Acuífero Guaraní es de tal magnitud que, ya en sus estudios de 1992 y 1994, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anticipaba como hipótesis de conflictos bélicos para comienzos del siglo XXI el aseguramiento de la provisión de aguas dulces, ya que tanto en Medio Oriente -reserva energética- como en algunos de los polos de desarrollo del mundo industrializado -cuenca occidental del Mediterráneo- las reservas están agotadas y ponen en peligro la continuidad del proceso económico y de la vida misma.

En el libro 'Recolonización o Independencia: América Latina en el siglo XXI' (Editorial Norma, Buenos Aires, 2004) los periodistas argentinos Stella Calloni y Víctor Ego Ducrot destacan que las reservas de agua potable, las de biodiversidad y las energéticas se ubican en el centro del diseño estratégico de Estados Unidos para América Latina.

Ambos autores señalan en su libro que, según la propia documentación oficial del gobierno de Estados Unidos, el programa de tratados de libre comercio (TLC) y el Plan Colombia (de expansión militar en el área) tienen entre sus objetivos principales garantizar el control de esos recursos en manos de las corporaciones transnacionalizadas de matriz estadounidense.


Junio de 2005

 

 

Latinoamerica-online 

Ass. Cult. Imago Mundi - Direttore  responsabile Mariella Moresco Fornasier

  Registrazione presso il Tribunale di Milano n. 768 del 1/12/2000  e n. 258 del 13/04/2004 

ISSN 1824-1360 © Tutti i diritti riservati